El Chico Veracruz

sábado, 13 de agosto de 2011

Zurdos, el mundo al reves

13 de agosto, día internacional de los zurdos. Felicidades


Recuerdo mis primeros dias en la escuela primaria Nicolás Bravo de mi pueblo, en dós meses mas cumpliría seis años, ya sabía leer y escribir relativamente bién, por lo que creía que todo se me facilitaría, pero no habían pasado ni un par de horas cuando llega el primer regaño; el motivo una falta terrible la que habia cometido "escribir con la mano izquierda" y la recomendación (o amenaza) de que a la próxima me atarían la mano izquierda a la silla (como realmente sucedió pocos dias despues).

Ser zurdo o diestro muchas veces puede ser todo un tema de charla y de discusión en la familia. Cuando un niño utiliza demasiado su mano izquierda para los movimientos y para todo lo que sea necesario, en la familia ya comienzan a notar que su hijo será zurdo. Esto es algo totalmente natural, que si bien la mayoría de las personas no son zurdas, esto no significa que serlo sea algo “raro” o diferente.




Puede sonar extraño pero muchos padres prefieren llamar a los hijos y enseñarles a utilizar la mano derecha, intentando que no utilicen la izquierda, esto es algo totalmente equivocado. No podemos forzar a los niños a que se manejen de una forma contraria a lo que la naturaleza los impulsa a ser, nada cambiará en su vida en caso de que utilicen la izquierda y no la derecha.

Además de esto, es bueno que al niño se le faciliten utensilios que él pueda utlizar con la mano izquierda, para que poco a poco puedan acostumbrarse y noten que no es nada fuera de lo común, utilizando productos que les harán sentirse cómodos y sabiendo que también hay productos para ellos.

Este es sólo un ejemplo de tantas cosas que los padres intentan hacer comprender a sus hijos, muchas veces sin razón y sin pensar el motivo por el cual lo hacen. Ser zurdo o diestro no es algo que sea bueno o malo, se manejarán en la vida de forma totalmente natural y sin ningún tipo de inconveniente, es bueno que los padres apoyen esto para que sus hijos no vean en el ser zurdo ningún tipo de inconveniente.

Ser zurdo es mucho más que usar tu mano izquierda más que la derecha. Es un don que por nada del mundo se debe tratar de cambiar. Los zurdos no son torpes ni pretenden hacer todo mucho más complicado; sólo viven en una sociedad que los ignora y antes los perseguía.

Problemas como el corcho que se queda en la botella, las tijeras que no cortan bien, las cuerdas de la guitarra están colocadas al revés, los pupitres universitarios, entre otros, son situaciones que se repiten con frecuencia.


Los zurdos no tienen nada fácil en un mundo en el que todo está pensado y hecho para la mayoría diestra. Quienes tienen su mayor habilidad en la mano derecha no se topan con la misma cantidad de obstáculos que, a diario, deben superar los que operan mejor con su mano izquierda.

Los zurdos, muchas veces, deben luchar contra las barreras que la sociedad les impone. Pero no solamente tienen dificultades físicas, sino que, además, son considerados como verdaderos “fenómenos”, casi como bichos raros que todo lo hacen al revés y de la manera más difícil.

En la casi totalidad de los idiomas derecho o diestro es sinónimo de correcto, justo, recto, hábil, listo, es decir, cualidades positivas. De izquierdo o siniestro no se puede decir lo mismo, ya que en los diccionarios significa también torcido, no recto, viciado, infeliz y hasta funesto.

Finalmente quiero comentar que entre todo lo malo de esta historia y de haber padecido con ese tipo de métodos educativos dignos de la Santa (Maldita diría yo) Inquisición, algo bueno me quedó y esto fué que aprendí a escribir con las dos manos, ya que escondía en la mano izquieda (cuando a fín me la soltaron) un pequeño lápiz y cuando la profesora no me veía escribía con la siniestra y en cuanto se acercaba rápidamente cambiaba de mano.

Y lo mejor de todo fué que gracias a toda esta problemática contra los zurdos y al "mitote" que armó mi Mamá "Goya" (q.e.p.d.), ya que ella habia padecido lo mismo y también tuvo que aprender a escribir con las dos manos; se levanto un censo de zurdos en toda la escuela; esto con la finalidad de solicitar mesa-bancos especiales, resultando 33 alumnos zurdos incluyéndome y lo mas curioso es que la mayoría de esos 33 ni sus propias familias que eran no-diestros.

Y para cerrar la nota la siguiente imagen es mas que elocuente . . .


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar